Evangelio según San Lucas 15, 1-10

La oveja perdida

Jesús menciona el hecho de estar contentos por atraer lo malo hacia lo bueno, ¿para qué necesita una persona saludable ser sanada si ya lo está? En cambio, quien realmente lo necesita es quien está enfermo porque él es la prioridad de todo médico y aún más siendo el doctor de los pecadores, nuestro Señor Jesús, quien ha venido para cumplirlo e incluso pidió perdón al Padre en su último momento a aquellos que no consiguió salvar de la peor de las plagas para el hombre: la muerte del alma.

Estemos agradecidos a Dios por enviarnos al mejor de los médicos y el único capaz de sanarnos por siempre del verdadero mal.

Comenta qué te ha parecido, y si lo puedo mejorar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s