Evangelio según San Marcos 1, 21-28

no-contaminarnos-fano

Cuando Dios vino al mundo, no lo hizo de manera que se hiciera ver como un hombre cualquiera. Sino que desde el primer momento de su evangelización, demostró tener la autoridad y poder como para poner las cosas al servicio de su voluntad.

Las leyes de nuestro Señor Jesús son impugnables para todos, incluso el mal más oscuro de este mundo le obedecerá hasta el fin de los tiempos, como parte de su plan divino de salvación.

Comenta qué te ha parecido, y si lo puedo mejorar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s