Evangelio del día

Evangelio según San Marcos 1, 40-45

1rwth

En la lectura de hoy, Jesús nos quiere enseñar algo que debemos hacer cuando Él se nos acerque y nos llene con su Espíritu, hemos de cultivar ese regalo suyo con la oración. Eso es justo lo que tenía que hacer con la ofrenda que le mandó hacer nuestro Señor a aquel leproso, en cambio decidió ir a extenderlo con los demás cuando en realidad somos nosotros los que nos tenemos que cultivar. Porque no podemos cultivar a los demás con las semillas que Dios siembra en nuestro interior, solo cuando estas hayan dado fruto podremos hacerlo.

Comenta qué te ha parecido, y si lo puedo mejorar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s