Evangelio del día

Evangelio según San Marcos 2, 13-17

riqueza-amor

La lectura de hoy nos muestra la gran compasión que tiene Dios Padre por nosotros. El hecho de enviar a su Hijo a curarnos, es una prueba de afecto. Esto se puede comparar con el estado actual del mundo y aquellos países, en los que la gente que tiene compasión de ellos envían a médicos y demás a curar a pobres e inocentes afectados por la guerra.

Nosotros vivimos lo mismo, en una sociedad camuflada por el mal que se hace mostrar como algo normal y de manera progresista. Pero nuestro médico y Salvador ha venido a mostrarnos su Verdad, la única que puede curar el alma: Jesús.

Anuncios

Comenta qué te ha parecido, y si lo puedo mejorar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s