Evangelio del día

Evangelio según San Marcos 3, 22-30

espiritu-santo

Cuando Dios nos perdona los pecados que cometemos a través de la confesión, lo hace porque quiere vernos en buen estado para que podamos llegar a Él. Porque al confesarnos volvemos a estar unidos con nosotros mismos y nos sentimos mejor.

En cambio, el mal siempre acaba dividiendo, el pecado nos divide. Por eso el mal no puede permanecer unido y siempre se crearán bandos opuestos entre ellos. El bien gana gracias a la unión misma que hay en él.

Anuncios

Comenta qué te ha parecido, y si lo puedo mejorar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s