Evangelio del día

Evangelio según San Marcos 6, 30-34

20120203090352de6167

Nosotros seguimos el camino de tu Hijo Jesús y muchas veces lo podemos demostrar. Cuando por ejemplo, sentimos no solo compasión por los hambrientos, los refugiados y todos aquellos que sufren, sino también los que han perdido el rumbo. Porque somos capaces de ver a quien se ha descarrilado de tu camino e intentamos redirigirlo, aunque a veces sea imposible.

Por eso, los cristianos sentimos compasión al ver que la gente no sigue un camino, un objetivo que lograr junto a ti. Como el vagabundo que vemos por la calle y que va allá donde le pida el cuerpo, pero en su mente no tiene el más mínimo pensamiento de adónde puede ir para sentirse bien, ni con sí mismo.

Comenta qué te ha parecido, y si lo puedo mejorar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s