Evangelio del día

Evangelio según San Marcos 7, 31-37

effeta

Ese imperativo con el que trata Jesús y que significa “Ábrete”, va en especial hacia aquellos que sean de corazón cerrado, de mente obstruida y espíritu tapado. Porque tenemos miedo a que no sea como esperamos lo que quiere entrar en nosotros y a que nos haga daño, pero la única manera de que no sea así es abriéndose al Señor. Cuando lo hagamos, aunque nos estemos exponiendo ante el peligro y permitamos que nos ataquen, no hay que atemorizarse y volverse a cerrar porque también estamos dejando que entre el bien, la cura a esos problemas: Jesús.

Comenta qué te ha parecido, y si lo puedo mejorar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s