Evangelio según San Lucas 10, 1-9

los_en1

Cuando vamos al encuentro del Señor, nos cobijamos en su casa que ocurre cuando en nuestro interior, nuestra alma, entra su Palabra. Con el tiempo, su estancia irá curando y sanando nuestras heridas provocadas por los placeres y pecados del mundo, ya que cómo nos dice Jesús en esta lectura, no debemos distraernos por el camino con aquellos que nos atrasarían nuestra llegada a Él. Y cómo todo trabajador, al final obtendremos nuestro salario basado en la unión con Dios y nuestra eterna estancia en Él.

Comenta qué te ha parecido, y si lo puedo mejorar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s