Evangelio del día

Padre, glorifica a tu Hijo

Jesus Christ the Saviour of the World, the Prince of Peace.

Evangelio según San Juan 17, 1-11a

Tenemos dos maneras de ver lo que se nos plantea. Por una parte tenemos la posibilidad de ver a Dios como un padre ocupado, que no tiene tiempo para sus hijos y que decide enviarlos a las mejores escuelas. Otro lado de contemplarlo, es como si fuera un padre preocupado, alguien que sabe que hay que aprovechar cada momento junto a sus hijos y enseñarles personalmente, lo que necesitan para la vida.

Jesús hoy nos enseña la idea que ha tenido en mente, lo que durante todo este tiempo ha estado preparando. Porque él nunca ha querido mostrarse como la primera realidad que acabo de explicar, sino como la segunda, un padre de verdad. Ya que nos ha enseñado todo su amor, enviándose a sí mismo para poder explicarnos aquello que no puede la escuela, los valores que solo un padre puede educar. E incluso decide sacrificarse por nosotros y dejar atrás todo lo que conlleva responsabilidades ajenas a los hijos, para poder estar con nosotros todo este tiempo.

Porque si lo pensamos mejor, a lo mejor nunca ha habido “otras responsabilidades” para él, sino que siempre hemos sido nosotros su principal centro de atención. Solo estaba esperando el momento adecuado para demostrarlo y enseñarnos el valor que somos para él.

Comenta qué te ha parecido, y si lo puedo mejorar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s