Evangelio del día

No es Dios de muertos, sino de vivos

Evangelio según San Marcos 12, 18-27

La vida es tan valiosa que Jesús nos lo demuestra, con su propia resurrección. Porque Dios no creó al mundo para que este acabara pareciendo, sino para que dure por siempre y como realmente debe. Ya que, como nos demuestra hoy el Señor, él es de nosotros los vivos, y quienes somos conscientes de su plenitud en la verdad viva. 

Esa es la esperanza, que nos hace resucitar en la vida que se oculta, a quienes no creen en ella.

Anuncios

Comenta qué te ha parecido, y si lo puedo mejorar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s