Evangelio del día

Esa pobre viuda ha echado más que nadie

Diezmo

Evangelio según San Marcos 12, 38-44

La hipocresía es un defecto del ser humano, por el cual no nos podemos dejar llevar. Ésta es la que nos aleja de la verdadera plenitud del Espíritu, y la cual, nos hace alcanzar el verdadero propósito del cristiano.

Ya que la hipocresía es nuestra enemiga, haciendo que pequemos de la misma vanidad instruida por el demonio, y con el fin de ahuyentar la gracia plena, que hayamos conseguido recibir del Señor. Debemos luchar contra esta tentación y no dejarnos estafar por meros méritos, que no nos proporcionarán nada positivo si los enaltecemos.

Comenta qué te ha parecido, y si lo puedo mejorar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s