Id y proclamad que el reino de los cielos está cerca

Evangelio según San Mateo 10, 7-13

El verdadero oficio del cristiano, no es el propio encarcelamiento en nuestro interior, sino la libertad del exterior. 

Porque tenemos la obligación, de ir anunciando la Palabra de Dios a los demás, y que se mueve no solo en las escrituras, sino también en el amor que ofrecemos. 

Pero, ¿acaso está bien recibir bienes materiales, a cambio de enseñar la verdad? En absoluto, ya que lo que obtendremos de gran valor para el alma, es un encuentro único con el Señor. 

Comenta qué te ha parecido, y si lo puedo mejorar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s