Son Real. Una importante necrópolis del Mediterráneo

Antes de decidirte a pasar el día explorando un yacimiento arqueológico, es necesario prepararse bien y buscar posibles peligros en el ambiente. Me refiero al mal tiempo, insectos que no permitan la tranquilidad… Eso sí, hay que mencionar que hacerlo, también conlleva sus pros, como descubrir un pedacito de historia única plasmada por nuestros antepasados. En éste caso, nos dirigimos a la Necrópolis de Son Real, un conjunto de tumbas fenicias localizadas en el archipiélago balear.

 

SonReal
Vista aérea de la Necrópolis de Son Real – mallorcatreasure.blogspot.com

 

Primero nos tenemos que remontar muy atrás en el tiempo. Sobre el año 2700 a.C., los fenicios comenzaron a construir embarcaciones lo suficientemente robustas, cómo para atravesar el mar Mediterráneo. Gracias a ello, lograron alcanzar Mallorca.

En la zona nordeste de la isla – lo que actualmente se conoce cómo la finca pública de Son Real- empezaron a convivir en alguna que otra cueva. Pero eso no bastaba para ellos, y por eso iniciaron la necrópolis “oficial” de la zona (Necrópolis significa cementerio). Más tarde, debido a la ocupación de los romanos sobre el año 123 a.C., fueron estos quienes comenzaron a utilizarla también, hasta la desaparición del imperio al rededor del 476 d.C. Y por último, durante la conquista de la península por los musulmanes, alcanzaron la zona éstos y también la utilizaron, junto a los cristianos en la reconquista. Todo esto, hasta el año de la toma de la ciudad de Palma, en el 1229.

El yacimiento se descubrió al rededor de 1960 por un arqueólogo, quien al mismo tiempo se lo mostró a un sacerdote del pueblo vecino, como primer testigo clave. Pero no fue hasta 1967 en que otro arqueólogo mallorquín llamado Miquel Tarradell, inició las tareas de excavación. Éste hizo hasta un total de cinco proyectos, hasta cerca de los ’80, en los que desenterró más de cien tumbas y descubrió numerosos restos tanto óseos como metales.

20170812_134223

De vuelta en 1998, un equipo de investigación de arqueólogos, en el cual ya participaba una de las actuales directoras llamada Margalida, prosiguió las excavaciones hasta la actualidad, siendo este año el último proyecto que ha durado una semana en agosto. En total, han sido sobre una quincena de proyectos y cuarenta tumbas, lo que se ha descubierto desde el 2000, aunque mejor estudiados y documentados que los anteriores.

Sin embargo, no todo ha ido tan bien. En el 2001, un peligroso temporal acompañado de algún huracán, además de destrozar el paseo marítimo de Ca’n Picafort, también acabaron por destruir cerca de un 30% de la Necrópolis y también, otro templo en el que se hacían sacrificios animales, cerca del cementerio en un islote llamado “s’Illa dels Conills”.

A la vez, hay que destacar que a lo largo de los años, los yacimientos han sufrido diferentes tipos de desperfectos, entre ellos actos vandálicos, la influencia del mar, etc.

Es mi recomendación que, si te decantas por visitar la encantadora isla de Mallorca (a la que tengo el placer de llamar mi hogar), no pierdas la oportunidad de visitar este yacimiento arqueológico único en el Mediterráneo. Y ya son tres años los que llevo excavando en él.

 

FG001746
Miquel Tarradell – Enciclopèdia.cat

 

Casi se me olvida mencionar, que este 2017 se cumplen 60 años desde que comenzaron las primeras excavaciones hechas por Tarradell, así que no olvides compartir este artículo en tus redes, y así tus amigos descubran la historia que se encuentra detrás de estas tumbas.

Comenta qué te ha parecido, y si lo puedo mejorar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s