¿Realmente nacemos ya siendo malos?

apple-2391_640

En literatura universal nos han comenzado a enseñar la Biblia, empezando por uno de los fragmentos del Génesis, para ser más concretos, el momento en que la serpiente hace pecar a Eva y luego ésta a Adán.

A raíz de esto, mi maestro nos comenzó a explicar que la Bíblia ha tenido una gran influencia en nuestra sociedad, pero de manera que “ya no hace falta para seguir manteniéndola”. Lo cual, sólo desencadena una reacción en él que le deja la siguiente duda: “no he llegado nunca a entender lo del pecado original, es muy fuerte que alguien nazca y ya haya hecho algo malo”.

Bueno, yo explicaré en cierta manera mi hipótesis sobre éste hecho. Para empezar, no es que nacer nos haga pecar. Este fenómeno inicial hace que tengamos nuestra presencia cómo seres humanos en este mundo. La persona, creación de Dios, está hecha de manera completamente libre y se nos ha dado esa oportunidad de decisión propia, pero… ¿es acaso la libertad un pecado? En absoluto, sin embargo es la libertad la que nos conduce a ello, y por tanto ponerse en ocasión de pecar es lo que realmente es pecado.

Durante nuestra vida, tendremos muchísimos momentos en los que podemos cometer pecados, a esto se le denomina “la tentación”, y una vez estemos con clara conciencia de que podemos cometer pecado, entonces podemos decidir libremente si queremos hacerlo o no.

Pero esos momentos que nos llegan, han sido por situaciones de la vida, es decir, no los hemos buscado nosotros, por lo que no somos culpables de esas situaciones que nos llegan. Para no pecar y ser partícipe de culpa, lo mejor es renunciar en ese momento a participar en lo que nos ha llegado sin consentimiento de nuestra voluntad.

Todo esto visto desde la perspectiva de la fe, algo que se requiere en la comprensión de las escrituras, es lo que nos conduce a un entendimiento imposible para el ateo. Porque a veces, no podemos encerrarnos en ideas que sólo nos conducen a la nada o falsas ideas, sino que debemos mirar con otros ojos las mismas cosas que no se pueden ver con la ceguera del mundo.

5 Comentarios

      1. Andres Nuñez

        Tengo dos preguntas:
        1. ¿estás diciendo que nacer es ponerse en la oportunidad de pecar?
        2. ¿estás diciendo que ponerse en la oportunidad de pecar es un pecado?

        Me gusta

      2. sefela

        A su segunda pregunta le puedo responder con un claro sí. Si usted busca pecar pero no lo llega hacer, da igual. Usted se ha intentado poner en esa situación, y al igual que los pensamientos impuros, no hace falta llegar a lo físico, ya que muchas veces nuestro pensamiento nos puede llevar ya al pecado.
        Para su primera pregunta, debo de advertirle que ésta no es una página de catequesis, que enseñe el Evangelio de manera “profunda” o que sirva para un aprendizaje completo y teológico. Este blog es un mero lugar de evangelización, que intenta transmitir de manera sencilla la fe y por lo tanto, si quiere respuestas a sus preguntas, podrá encontrar las respuestas más preparadas en el siguiente sitio de enseñanza (además de ser un foro): infocatólica.com / catholic-link.com / es.aciprensa.com
        Muchas gracias por su interés. Que el Señor le ayude a comprender mejor Su Palabra.

        Saludos,
        Director de Vida en oración

        Me gusta

Comenta qué te ha parecido, y si lo puedo mejorar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s